Seleccionar página

Aunque me di de alta en Twitter allá por el año 2009, empecé a usar esta herramienta social a partir del 2010. Al principio no entendía nada, y veía mensajes y mensajes pero no sabía a quien seguir y que leer, fue complicado.

Todo partió de una charla que nos dieron en el CEP (Centro del Profesorado) por Salvador Salva @salvadorsalva en una hora, me dí cuenta de la potencialidad que me podía ofrecer como profesor y persona empezar a usar Twitter, y creo que así arranqué. Poco a poco y gracias a amigos como Chistian von Eitzen @christiandve, Juan Luis González @juanluglez y Fátima Martínez @fmlopez48 entre otros empecé a descubir los secretos de esta Red y que lo importante era saber elegir y sobre todo leer a las personas que aportan o interactúan con uno. Difícil es ver eso al principio, pero con los días, te vas dando cuenta que no consiste en seguir a muchos para que a ti te sigan también, no eso no!

Reconozco que he aprendido mucho de lo que se sobre social media, atención al cliente y comunicación leyendo y pasando horas enfrente de mi tableta o mi Smartphone pero creo que ha merecido la pena, observaba que poco a poco lo que yo escribía y compartía iba interesando a más personas y eso siempre anima, que duda cabe.

Pero desde un tiempo a esta tarde, voy observando comportamientos y actitudes de muchos de los que pululan por Twitter que no me gusta nada. Me explico: muchas personas que tuitean a diario solo hacen dos cosas:

  1. Darse publicidad de lo que ellos hacen y venden.
  2. Y mandar continuamente Tuits programados.

Creo que esa no debería ser la filosofía, pero se ve muy a menudo. La idea de este post surgió después de leer el artículo de Lucas (@calvoconbarba) y de algunos comentarios que me decían los alumnos del curso pasado en mis clases de Comunicación y atención al cliente #CyACartuja, sobre todo Francisco Ortigosa (@Fran_21_OJ) decía “profesor que en Twitter hay mucho postureo, yo no lo veo, no lo veo”

Lógicamente yo insistía en que no es así a menudo, pero me he dado cuenta en que con demasiada frecuencia, muchas personas no utilizan Twitter, como yo creo que se debería usar (aunque claro, cada uno es libre de hacer lo que quiera).

Para mi estos deberían ser los pilares que debería tener la gente que se da de alta en esta Red Social, para evitar como decía Lucas, provocar la muerte y desaparición de la misma:

  • Huir del anonimato, y dar visibilidad a tu perfil personal.
  • Empezar a seguir a personas o empresas que te interesan por cualquier motivo (aportan información valiosa, te gusta leer lo que escriben, etc)
  • Ser respetuoso con todos y huir de las polémicas innecesarias y que no te llevarán a ningún sitio.
  • No preocuparte mucho por la cifra de seguidores, y ser honesto y constante en tu participación.
  • Compartir, retuitear buenos artículos y noticias de los demás y sobre todo, mi palabra clave, INTERACTUAR, que de eso se trata ¿no?

Siempre he pensado que si uno está en cualquier red social es para aportar, compartir y sobre todo charlar, eso es para mi, una persona SOCIAL.