Seleccionar página
La respuesta es NO, entonces ¿Por qué la gente comparte lo mismo en Twitter que en Facebook? ¿no son dos redes sociales diferentes? Quiero iniciar mi entrada semanal, intentando contestar a estas preguntas, y aprovecharé para contar como me lo he planteado yo desde el principio. Aprovecharé estos dos artículos que he encontrado para comentar. El primero es un acertado artículo Usando Twitter a finales de 2015 del profesor Enrique Dans, y el segundo, escrito por Raquel Rubín en el Blog que se llama Qué es Facebook, cómo funciona y qué te puede aportar esta red social para iros comentando: Si hablamos de Twitter:

  • La finalidad no es “tener muchos seguidores”. Es la obsesión de muchos y pienso que lo importante es “crecer” en numero de seguidores, por el contenido que compartes y lo que diariamente publicas, que resulta de interés para quien te lea.
  • Es una conversación. Está claro que es una herramienta de comunicación y lo importantes es debatir y charlar con quien interactúe contigo, y por desgracia, muchos no lo hacen.
  • Es bidireccionalidad. Y cuantos solo publican y nunca contestan, la comunicación debe tener feedback, si no es información, y es lo que otros hacen.
  • Es compartir. Es una red social y lo más importante es compartir y aprender unos de otros, si no se comparte no se recibe ¿o creéis que si?
  • En ella si dices algo interesante, esa persona aparentemente inalcanzable puede contestarte, retuitearte o marcarlo como favorito. Sucede y eso nos da a todos unas posibilidades infinitas, que no podríamos conseguir de otra manera ¡aprovéchalo!
  • Integra Twitter en otros aspectos de tu vida. Debes ante todo, ser una persona normal, y no “disfrazarte” actúa tal y como eres, para que después no tengas nada de que arrepentirte.

Y de Facebook ¿qué podemos decir?

  • Que es la red social más grande del mundo.
  • Te permite estar al tanto de la vida de tus amigos y de una manera muy cómoda.
  • Es una manera ideal y muy eficiente de compartir todo tipo de cosas.
  • Tus contactos nunca se quedan desfasados.
  • Te permite recuperar contactos perdidos y contactar con gente nueva.
  • Te permite autenticarte en otros sitios.

Creo que las diferencias son claras, y por lo tanto, se deben usar de manera diferente, y no caer en el error, de publicar lo mismo en ambas. ¿Qué he hecho yo? He volcado en ellas, mis dos mundos. Me explico: El personal, lo suelo compartir en Facebook, fotos con la familia, encuentros con amigos y sobre todo mis hobbies y ocio, el mundo del vino, la gastronomía, la música, y en ella tengo y he hecho grandes amigos en esta Red. El profesional, lo vuelco en Twitter, allí soy profesor de FP, mis clases, mi parcela como especialista en Marketing, el social media, la comunicación, y debates inteligentes, con el tiempo voy consiguiendo, una cosa, que creo que es difícil, que me sigan más personas que yo sigo, parece que interesa lo que tuiteo. Creo que ha quedado claro que son diferentes, y a pesar de llevar más año en Facebook, soy un defensor a ultranza del pajarito azul, y no estoy nada de acuerdo en lo que algunos piensan “que ha muerto” todo cambia, pero si la usamos con cabeza y con un objetivo claro, es una herramienta fantástica que recomiendo a todo el mundo.